Limpieza casera: deja el horno y los fogones tan brillante como cuando estaban en la tienda

Una de las tareas que más nos toma tiempo realizar cuando estamos realizando la limpieza del hogar, es tener que limpiar el horno y no es precisamente porque esta sea la zona que más se ensucie. Toda trabajadora doméstica y ama de casa es consciente de que la comida quemada es un tanto complicada de remover.

De hecho, aun así, utilicemos los productos más potentes, nos toma mucho tiempo despegar los restos de comida, grasa y mugre de nuestro horno y fogones. Esta es la principal razón por la cual en muchos hogares la estufas y horno tienen un aspecto poco higiénico.

No obstante, si usted al igual que yo y decenas de amas de casa, está cansando de tener que tardar mucho tiempo limpiando la estufa, continúe leyendo esta información porque a continuación te voy a compartir un secreto que me ha ayudado bastante con esta situación. Presta mucha atención a los pasos a seguir.

Método para limpiar el horno y los fogones de forma sencilla

¿Qué vamos a necesitar?

– 4 cucharadas de detergente lava platos.

– 1.1 dl de zumo de limón.

– 2.25 dl de vinagre blanco.

– 12.8 dl de agua tibia.

Procedimientos:

Vierte todos los ingredientes en un recipiente y remueve bien hasta que estén todos bien unificados. Ahora, vierte este producto en una botella con espray y utilízalo para rociar la estufa y el interior del horno, una vez rocié la superficie que quieres tratar deja reposar durante unos minutos y antes de que el producto sequé, con la ayuda de una esponja rustica, proceda a frotar bien para remover toda la mugre. Esto será suficiente para limpiar la estufa.

Si nuestro contenido te parece interesante y te gusta, no dudes en compartirlo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tus aportes, dudas, preguntas y comentarios sobre el articulo.